Declaración de intenciones por parte de la directiva del grupo Iberochina

Es un deber y de obligado cumplimiento para cualquiera de las empresas del sector alimentario la de proveer productos inocuos y aptos para el consumo humano.

Nuestro objetivo y también la meta de todo el grupo Iberochina es la de seguir estas mismas pautas, además de conseguir la máxima calidad organoléptica en la venta de nuestros productos. Tenemos implantado el sistema APPCC (análisis de peligros y puntos críticos de control) y la trazabilidad de la misma.

Al ser una empresa importadora y distribuidora de productos étnicos esta tarea es mucho más compleja y delicada que para otras empresas del mismo sector nacional, al tener diferentes patrones, reglamentos, leyes y controles sanitarios en los productos importados del lejano oriente.

Importar productos alimentarios de más de 14 países del extremo oriente conlleva intentar sincronizar e inculcar a todos nuestros proveedores para que incorporen y adecuen sus productos a las leyes y reglamentaciones sanitarias europeas basadas en el codex alimentario, mucho más restrictivo que en los países de origen e incluso más que los estadounidenses.

Para ello nos estamos esforzando continuamente e invirtiendo en software, personal y material para seguir estas mismas pautas además de estar en constante contacto con nuestros proveedores para que se adapten a estas leyes y normativas, ya que sin ellas vería imposibilitada la entrada de mercancías procedentes de aquellos países.

Tenemos que recalcar que NO somos una empresa transformadora, NO manipulamos ni añadimos ingredientes a los productos importados de manera alguna. Todos ellos vienen en su embalaje original, y tal como nos llega a nosotros es como les llegan a nuestros clientes. Después de aplicar el APPCC en nuestra base de operaciones estamos en el proceso de la implantación de la ISO: 22000 en la seguridad alimentaria y después de ésta la ISO: 90001 en gestión de calidad comercial, nuestro objetivo final.

Barcelona a 1 de Octubre de 2009