Esta hortaliza es muy consumida en los países asiáticos, aunque se está empezando a comercializar en todo el mundo. Pertenece a la familia de las Brassicas, donde también se encuentran el repollo, el brócoli o la coliflor. Se conoce la col china desde hace más de 1.500 años, aunque traspasó la frontera y se empezó a comercializar en Europa y América a finales del siglo XX.

Los dos tipos más importantes de col china son la ‘pe-tsai’, con forma de cogollo y más similar a la lechuga tradicional y la ‘pak-choi’, con una forma más característica, de estructura similar a la acelga. La col china ‘pe-tsai’ puede llegar hasta 50-60cm de altura, con hojas verticales y de color blanco. La col china puede cocinarse en gran variedad de recetas, como ensaladas, ramen… y junto con diferentes ingredientes, otros vegetales, pescados y carnes. Se suele consumir cocinada, con un sabor que tiene un toque amargo y a la vez ligeramente dulce. 

Productos relacionados