Curry: qué es, origen y propiedades

Curry

Conocido por ser el alma de la gastronomía India, el curry es un ingrediente que a día de hoy sigue generando misterio. ¿Es un plato? ¿Una mezcla de especias? ¿O más bien una salsa? Pues la respuesta a todas esas preguntas es sí. El curry es todas esas cosas, sólo que depende de la zona geográfica se le considera una cosa u otra. No obstante, en todos los lugares del mundo existe una verdad universal y es que el curry es mucho más que comida. Su sabor evoca sensaciones y emociones que estimulan los sentidos siendo capaz de hacerte viajar a través de las papilas gustativas.

¿Qué es?

La palabra curry proviene del tamil “kari” que significa “salsa”. Para un indio, el curry es cualquier guiso de verduras, carne o pescado cocinado en una salsa cremosa y acompañado con arroz. Sin embargo, en Europa se entiende el curry como una mezcla de especias variadas. El motivo es que durante la época de colonización británica, a los ingleses les gustaron mucho los platos cocinados en estas salsas, pero al ver la complejidad de todas las variantes e ingredientes, decidieron crear una amalgama de especias estándar y comerciarlas bajo el nombre de “curry”. Por tanto, podría decirse que el curry es el término creado por los ingleses para reunir todos los sabores y matices en un mismo producto.

¿Qué especias tiene el curry?

No existe una única forma de elaborar el curry, las opciones son infinitas y dependen del gusto de cada persona. Tal y como dice el dicho… ”cada maestrillo tiene su librillo”. Aún así, sí que es cierto que hay algunas especias básicas que todo buen curry debe integrar aunque sea en mayor o menor medida. Las más importante posiblemente sean la cúrcuma, el comino, la canela, el cilantro o la nuez moscada. Dependiendo también de si lo prefieres más picante, más suave o más aromático ya deberás incluir otras como las guindillas, el cardamomo o el azafrán. También es conveniente tener en cuenta que existen diferentes tipos de curry en función del país donde se elabora:

  • Indio: es el tradicional, una mezcla de especias que varía según la región.
  • Tailandés: tiene algunos subtipos, los principales son el rojo, el verde y el amarillo. Además, suele presentarse como una pasta y no en polvo.
  • Japonés: suele encontrarse en formato de pasta prensada, que posteriormente se disuelve en salsa.

¿Dónde comprarlo?

En nuestra tienda online y en nuestras tiendas de Barcelona y Madrid, encontrarás múltiples variedades de curry, para que cocines tus propios platos o algunos platos con este ingrediente. En nuestra tienda también encontrarás ingredientes complementarios de este delicioso plato, como leche de coco.

© Diseño web imacreste

Orígenes e historia

No es posible afirmar con certeza cuándo se creó el curry en la India ni cuándo empezó a usarse. Según los investigadores y las excavaciones arqueológicas, este condimento se remonta al 2500 a.C, en la zona de Mohenjo-Daro (Pakistán). A partir de ese momento, los sabores del curry empezaron a emplearse de forma habitual y se convirtieron en la base de la gastronomía india.

Pasados los años, los monjes indios que viajaban por la Ruta de la Seda empezaron a extender esta mezcla de especias por Asia y Europa. La expansión en toda Asia también se vio influenciada por los británicos, que introdujeron estos ingredientes tanto en Japón como en todas las colonias británicas. La implantación del curry en tantos lugares distintos del mundo provocó su transformación y adaptación a los gustos locales. Por eso, actualmente hay tantos currys como personas existen, porque es un condimento muy fácil de acomodar a las preferencias de cada uno.

Propiedades

Al contener tantas especias que ya en sí mismas poseen propiedades medicinales, la mezcla de ellas hacen del curry un un alimento con grandes características beneficiosas para la salud. Sin duda, entre todas las especias, la más destacada y la que más propiedades reúne es la cúrcuma.

Alzheimer

Uno de los componentes de la cúrcuma es la curcumina. En un informe estadounidense realizado en 2006, los investigadores afirmaron que la curcumina estimula el sistema inmunitario de forma que se reduce el deterioro cognitivo y las posibilidades de sufrir la enfermedad de Alzheimer.

Cáncer

La curcumina ayuda a destruir las células cancerígenas asociadas a distintos tipos de cáncer. En especial, este polifenol puede contribuir a combatir los glioblastomas, una forma agresiva de cáncer que tiene su origen en el cerebro.

Dolor e inflamación

La cúrcuma también es una especia con efectos positivos frente a la inflamación, el dolor y las enfermedades reumatológicas como la artritis. Sus efectos antiinflamatorios ayudan a reducir el deterioro de las articulaciones. Incluso se ha llegado a comparar sus cualidades con algunos medicamentos populares como el ibuprofeno.

Antioxidante

Consumir alimentos ricos en antioxidantes como el curry ayuda a prevenir el daño celular causado por un tipo de moléculas denominadas radicales libres. Demasiadas de estas moléculas en nuestro organismo tiene como consecuencia el estrés oxidativo, un proceso de deterioro celular que se vincula a las enfermedades cardíacas, el cáncer y el deterioro mental.

Corazón

Dos de los ingredientes que se suelen añadir al curry son el cardamomo y la albahaca dulce, ambos con propiedades vasodilatadoras. Esto quiere decir que son muy efectivos para reducir la tensión en los vasos sanguíneos ya que provocan una reducción en la presión arterial y minimizan las posibilidades de sufrir problemas cardiovasculares.

Recetas

Receta de pollo al curry

Receta de pollo al curry con leche de coco: fácil y rápido

Cómo hacer curry japonés

Ingredientes:

  • 650 gr de ternera para cocido
  • 80 gr de mantequilla
  • 80 gr de harina
  • 2 cucharadas de curry
  • 2 cucharadas de compota de manzana
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas
  • Laurel
  • Sal y aceite
  • Arroz japonés