Noodles: tipos, donde comprarlos y receta

plato noodles

¿Qué son los noodles?

Los noodles son una variedad de fideos originarios de Asia, destacándose principalmente por su versatilidad y diversidad en formas y texturas. Estos se han convertido en un componente esencial en múltiples platos tradicionales asiáticos, donde son valorados tanto por su sabor como por su capacidad de adaptarse a diferentes tipos de recetas y técnicas culinarias.

En cuanto a los ingredientes y tipos básicos de masa, los noodles pueden variar significativamente. Los más comunes son los elaborados con harina de trigo, esenciales para la preparación del ramen y udon, que ofrecen una textura elástica y firme. Por otro lado, los noodles de arroz, ligeros y sutiles, son una excelente alternativa sin gluten y protagonizan platos como el pho vietnamita o el pad thai tailandés. Otra variedad interesante son los noodles hechos de konjac, conocidos por ser extremadamente bajos en calorías y carbohidratos, ideales para dietas especiales.

banner tienda en post

Respecto a los métodos de preparación, los noodles muestran una admirable flexibilidad. Cocidos, son comúnmente servidos en sopas nutritivas y caldos ricos que resaltan sus texturas suaves y sedosas. Cuando son fritos, adquieren un carácter crujiente y dorado, típico en platos como el chow mein o los yakisoba, donde se mezclan con salsas intensas y variados complementos como verduras, carnes o mariscos. Además, los noodles en sopa representan una de las formas más tradicionales y reconfortantes de consumo, donde cada slurp (sorber ruidosamente. En Asia, sorber los noodles es común y se considera una señal de que se está disfrutando de la comida) entrega sabores complejos y profundamente arraigados en la cultura culinaria asiática.

Estas características subrayan la importancia de los noodles en la gastronomía mundial, demostrando cómo un simple ingrediente puede transformarse y adaptarse a innumerables formas y experiencias gastronómicas.

¿Dónde comprar noodles?

Disponemos de una amplia variedad de Noodles en nuestra tienda online, algunos de ellos son los siguientes:

© Diseño web imacreste

Receta de noodles fescos con setas enoki y pollo

Ingredientes:

  • 200 grs de noodles frescos
  • 1 contramuslo de pollo
  • Aceite de oliva suave
  • Sal y pimienta
  • 1 cebolleta china
  • Un puñado de setas enoki
  • 5 hojas de pak choi
  • Salsa de soja
  • Salsa de ostras
  • Cacahuetes crujientes
  • 4 setas shitake
  • 1 diente de ajo morado
  • ½ taza de caldo de pollo
  • Miel
  • 1 huevo

Pasos a seguir

  • 1. En un wok calentar un chorro de aceite suave, sellar el pollo ya salpimentado y reservar (en este caso he dejado la piel, pero se puede quitar). En el mismo aceite, rehogar la cebolleta partida en trocitos pequeños (dejar un poco de la parte verde para decorar al final).
  • 2. Añadir las setas enoki ya limpias y las hojas de pak choi partidas. Dar un par de vueltas. Trocear el pollo y volverlo a introducir en el wok. Remover bien para integrarlo con las verduras, poner un chorro de salsa de ostras y, a continuación, la salsa de soja.
  • 3. Machacar un puñado de cacahuetes crujientes y reservar.
  • 4. Limpiar y trocear las shitake, saltearlas en otra sartén con un diente de ajo recién rallado e incorporar al wok.
  • 5. En un cazo calentar los noodles frescos con 1/2 taza de caldo de pollo. Añadir al wok y poner una cucharada de miel.
  • 6. Cascar un huevo en la sartén donde se han salteado las shitake y hacerlo revuelto. Incorporar al wok. Mezclar todo bien y servir en un plato un poco hondo.
  • 7. Decorar con los cacahuetes crujientes machacados y la punta verde de la cebolleta.
  Té verde Sencha Japonés

Historia y evolución de los noodles

Los noodles tienen su origen en China, donde se documentaron por primera vez hace más de 4,000 años, convirtiéndose en uno de los alimentos más antiguos y fundamentales en la gastronomía de este país. Desde su invención, los noodles se expandieron por todo el continente asiático, siendo Japón uno de los primeros países en adoptar y adaptar estos fideos a su cultura culinaria, dando origen a variedades como el udon y el soba.

La influencia cultural de los noodles en la expansión de la cocina asiática es indiscutible. A medida que los comerciantes y viajeros chinos llevaban consigo estos fideos, se tejieron en el tejido social y culinario de cada nueva región que tocaban. Esta popularización llevó a los noodles más allá de Asia, haciendo que se convirtieran en un alimento básico en muchos países alrededor del mundo.

A lo largo de los siglos, los noodles han experimentado numerosas adaptaciones y variaciones regionales. En Corea, por ejemplo, el jajangmyeon y el jjamppong son interpretaciones únicas que reflejan ingredientes locales y preferencias de sabor. Del mismo modo, en Vietnam, el pho se ha convertido en sinónimo de la identidad culinaria nacional, incorporando noodles de arroz en un caldo aromático que es tanto nutritivo como reconfortante.

Tipos principales de noodles

Ramen

El ramen es un tipo de noodle japonés, famoso por su textura elástica y firme. Se sirve generalmente en un caldo a base de carne o pescado, adornado con ingredientes como cebolla verde, algas y carne de cerdo. Existen numerosas variantes regionales, incluyendo el ramen de miso del norte y el ramen tonkotsu de Kyushu, cada uno con un caldo y toppings característicos.

Udon

Los “>udon se distinguen por su grosor y suavidad, hechos a base de harina de trigo. Son populares en sopas calientes y platos fríos en Japón. En la región de Kansai, estos fideos suelen servirse en un caldo claro (kakejiru), mientras que en Kantō, el caldo tiende a ser más oscuro y con más sabor.

  Cilantro: propiedades, orígen y usos en la cocina

Soba

El soba, hecho de harina de trigo sarraceno, es altamente valorado por su valor nutricional, incluyendo un alto contenido de proteínas y fibra. Los platos más conocidos son el zarusoba y el kakesoba, servidos fríos con nori o calientes en un caldo nutritivo, respectivamente.

Yakisoba

El yakisoba, a menudo confundido con el chow mein chino, se prepara con fideos específicos fritos en una plancha y se sazona con una salsa agridulce única, acompañado de carne y vegetales. A diferencia del chow mein, el yakisoba utiliza fideos más suaves y una salsa distintivamente japonesa.

Somen

Los somen son fideos extremadamente finos que se consumen tradicionalmente fríos en los meses de verano, servidos con una salsa de inmersión ligera. Este plato ofrece una experiencia refrescante ideal para climas cálidos, enfatizando la delicadeza y sencillez del noodle.

Pad Thai

El pad Thai, un plato icónico de Tailandia, utiliza noodles de arroz fritos con una mezcla de huevos, tofu, gambas, y condimentos como tamarindo y pescado fermentado, ofreciendo un equilibrio entre dulce, salado y ácido, y consolidando su posición prominente en la cocina tailandesa.

Shirataki y tokoroten

Entre los tipos menos conocidos están los shirataki, hechos de la planta konjac y famosos por su bajo contenido calórico, y los tokoroten, noodles de gelatina elaborados a partir de algas, apreciados en la cocina japonesa por su textura única y su casi nula cantidad de calorías.

¿Cuál es la diferencia entre pasta y noodles?

Al abordar las diferencias entre noodles y pasta occidental, es crucial destacar las variaciones en ingredientes, textura y uso. Los noodles, en su mayoría asiáticos, varían desde los hechos de harina de trigo hasta los elaborados con arroz y konjac, ofreciendo una gama que incluye opciones sin gluten. En contraste, la pasta tradicional italiana se fabrica principalmente a partir de sémola de trigo duro, lo que le confiere una textura firme y elástica ideal para absorber salsas densas.

Desde una perspectiva textural, los noodles tienden a ser más suaves y, dependiendo de su tipo, pueden ser más delgados y menos densos que la pasta. Esto los hace ideales para platos como sopas y salteados donde se integran fluidamente con otros ingredientes. La pasta, por su parte, suele mantenerse al dente y es el centro de platos donde las salsas y el acompañamiento destacan sobre el propio fideo.

En términos de uso, los noodles son frecuentemente encontrados en platos asiáticos como ramen y pad thai, donde las técnicas de preparación resaltan sabores específicos y texturas mixtas. La pasta occidental, en cambio, es la base de recetas como la boloñesa y la carbonara, donde el enfoque está en la combinación de la pasta con salsas ricas y complementos robustos.

  Hot Pot: qué es, receta y orígenes

Nutricionalmente, ambos tipos de fideos pueden ser componentes de una dieta saludable, aunque varían significativamente en sus perfiles nutricionales. Los noodles pueden ser más bajos en calorías y carbohidratos, especialmente las variedades como el shirataki, que es conocido por su bajo contenido calórico. La pasta, enriquecida con hierro y vitaminas del grupo B, puede ofrecer un mayor contenido de fibra, especialmente en sus versiones integrales, lo que favorece la digestión y la salud cardiovascular.

Valores nutricionales de los noodles

Al examinar los valores nutricionales de los noodles por cada 100 gramos, observamos una composición que puede complementar una dieta balanceada, dependiendo de cómo se preparen y los ingredientes adicionales que se utilicen. Los noodles aportan 138 calorías por cada 100 gramos, lo que los posiciona como una opción moderada en energía.

En cuanto a las grasas, contienen 2.1 gramos de grasas totales, incluyendo 0.4 gramos de ácidos grasos saturados y una ausencia de ácidos grasos trans, lo cual es favorable para quienes buscan limitar el consumo de grasas nocivas. Además, su contenido de colesterol es de 29 mg, una cantidad que debe considerarse en dietas bajas en colesterol.

Los noodles son bajos en sodio, con solo 5 mg por cada 100 gramos, haciendo de ellos una excelente opción para dietas restringidas en sal. Aunque el contenido de potasio es relativamente bajo (38 mg), es importante reconocer que pueden ser parte de una comida balanceada cuando se combinan con otros alimentos ricos en minerales.

Respecto a los carbohidratos, estos fideos aportan 25 gramos, incluyendo 1.2 gramos de fibra alimentaria y 0.4 gramos de azúcares. La cantidad de fibra puede contribuir modestamente a la salud digestiva y a la sensación de saciedad.

El perfil proteico de los noodles es notable, con 4.5 gramos de proteínas por cada 100 gramos, lo que los hace un complemento útil para la ingesta diaria de proteínas, especialmente en combinación con otros alimentos proteicos.

En términos de micronutrientes, los noodles aportan 12 mg de calcio, 1.5 mg de hierro, y cantidades menores de magnesio (21 mg). También contienen 4 IU de vitamina D y 0.1 µg de vitamina B12, aunque su contribución a la ingesta diaria recomendada de estas vitaminas es limitada.

Esta información subraya que los noodles, aunque no son particularmente ricos en vitaminas y minerales, pueden ser parte de una alimentación equilibrada cuando se incluyen en platos que también contengan verduras, proteínas y otras fuentes de nutrientes esenciales. Además, su versatilidad permite que sean fácilmente integrados en diversos estilos culinarios, adaptándose a diferentes necesidades dietéticas y preferencias gustativas.

4.8/5 - (17 votes)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *