¿Atún rojo? Sí, por favor

Al fin ya podemos decir que el atún rojo se ha instalado en las cocinas de nuestro país, y lo ha hecho para quedarse. Porque son muchos ya los restaurantes (no sólo específicos de la cocina asiática) quienes ya lo han incluido en sus cartas y trabajan con él para crear recetas delicatessen que sorprenden a todos los comensales. ¿Quieres saber más acerca de este ingrediente? ¿cuáles son sus principales características? ¿y dónde lo podemos degustar?

El atún rojo es un delicioso pescado azul muy solicitado por el mercado japonés para la elaboración del sushi o sashimi. Un pez que podemos encontrar en algunos pequeños rincones de nuestra cosa y que destaca especialmente por su sabor y textura, así como por sus múltiples beneficios nutricionales. Para empezar, tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B, así como también en fibras y proteínas. Además, es muy rico en ácidos grasos omega 3, que previene la aparición de enfermedades cardiovasculares, y tiene un alto contenido en triglicéridos que nos ayudan a controlar el colesterol en sangre. Pero… ¿qué hay más allá de sus particularidades nutricionales? Sin duda al atún rojo se le conoce por una técnica de preparación específica (y que conocen muy bien los “ronqueadores”) y una puesta de largo en recetas sabrosas que no pasan desapercibidas. Vayamos entonces por pasos:

La técnica del ronqueo: se conoce así al ritual de corte del atún rojo fresco. Una técnica que debe su nombre al sonido que hace el cuchillo al entrar en la sabrosa carne de este pescado. Una meticulosa tradición de la cocina oriental que puede llegar a ser un auténtico espectáculo. Sucede cuando el “ronqueador” realiza diversos cortes en los lomos del atún para extraer unas piezas jugosas y de color rojo intenso. Unas piezas, o partes del atún, diferentes y que están indicadas para un tipo de elaboración diferente. Así, por ejemplo, la carne que está alrededor de las espinas es perfecta para preparar un tartar, mientras que los lomos son ideales para un riquísimo tataki. Si queréis ver cómo se realiza este ronqueo, os recomendamos este vídeo.

¿Dónde lo puedes disfrutar? En muchos restaurantes. Un ejemplo es el Bacira, un restaurante ubicado en el barrio de Chamberí (Madrid). Una de las recetas estrella es el tratar de atún picante con aguacate, alga wakame y pomelo rosa. Además, si te gusta el mango, te recomendamos su tataki de atún con coas coas, chutnet de mango y piparras. Recetas exóticas listas para que cualquier cliente del restaurante disfrute del sabor original del atún rojo.

¿Tu ya lo has probado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *