Beneficios de la sopa miso

Beneficios de la sopa miso

Después de las fiestas y las eternas comidas y sobremesas de Año Nuevo, uno de los propósitos más mencionados para este 2022 es mantenerse en línea y empezar una dieta saludable. Por eso, desde Oriental Market, os traemos la solución detox asiática para conseguirlo: la sopa miso.

La principal característica de la gastronomía asiática es que utiliza muchos componentes depurativos, por eso es considerada como una de las más saludables, seguida de la dieta mediterránea. Los platos están libres de grasas saturadas, se cocinan los alimentos al vapor, cocidos o salteados con muy poco aceite. No incorporan apenas lácteos, pero sí una gran cantidad de huevo, pescado, pollo y marisco como fuente principal de energía. Además, generalmente se caracterizan por tener muy poco azúcar en sus postres (más allá del de las frutas), y las verduras y las legumbres tienen un papel fundamental.

Con motivo de la entrada del año, la influencer gastronómica Sue Moya elaboró en el nuevo corner Take Away de Oriental Market una receta de sopa miso paso a paso para el programa Directe Catalunya de 8tv, donde explicaron todos los beneficios que puede aportar este sencillo plato nuestro organismo.

¿Qué beneficios presenta la sopa miso?

La sopa miso es un plato depurativo que ayuda a todo nuestro sistema y su consumo tiene los siguientes beneficios positivos:

Controla los altos niveles de colesterol: El miso presenta soja rica en lecitina, esta sustancia de origen vegetal ayuda a fortalecer los vasos sanguíneos y a reducir el colesterol. También, gracias a su componente de omega-3 y grasas saludables se consigue regular los niveles elevados de colesterol.

Favorece los procesos digestivos: El proceso de fermentación en la producción de miso promueve niveles de bacterias beneficiosas, conocidas como probióticos. Se cree que estas bacterias ayudan a una variedad de problemas de salud, incluida la digestión y la salud intestinal. Su alto contenido en enzimas digestivas y fibra, ayuda a equilibrar la flora intestinal y regular el aparato digestivo.

Regula las enfermedades cardiovasculares: La sopa de miso puede reducir el riesgo de muerte por enfermedades del corazón. Un estudio mostró que los niveles más altos de isoflavonas (un tipo de suplemento nutricional que se encuentra en la familia de las leguminosas) se correlacionaron con un menor riesgo de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos en algunas mujeres japonesas.

Mejorar función inmunológica: Al ser una rica fuente de bacterias probióticas, el miso puede respaldar la función inmunológica y ayudar a combatir las infecciones. El consumo regular de una variedad de alimentos fermentados como el miso puede minimizar su necesidad de terapia con antibióticos para combatir infecciones. Aun así, se necesitan también más estudios para evaluar dichos beneficios.

Reduce las alergias y el cáncer: Se cree que el consumo persistente de miso reduce potencialmente el riesgo de ciertos tipos de cáncer, incluido el cáncer de mama. Esto se debe al contenido de isoflavonas de la pasta. El miso también es una rica fuente de antioxidantes protectores que pueden respaldar aún más su función protectora en esta área, factor que reduce la vejez. Sin embargo, se necesitan aún más estudios.

Mejora la salud mental: Avances recientes en la conectividad intestino-cerebro respaldan la receta de la sopa miso y, en particular, el consumo de alimentos fermentados en la salud cognitiva. Su consumo ayuda a reducir la ansiedad y la depresión. También, se sabe que la soja contiene acetilcolina, que puede ayudar a la memoria, y vitamina B, que puede ayudar a aliviar el estrés.

Valor nutricional

Este alimento es una gran fuente de nutrientes y proteínas para nuestro organismo, en concreto, al digerir una ración de sopa miso también obtenemos:

  • Hierro
  • Cobre
  • Calcio
  • Vitaminas del complejo B
  • Potasio
  • Vitamina K
  • Sodio
  • Zinc
  • Manganeso

Es por ello, que supone un indispensable en nuestra dieta equilibrada.

Comprar miso en nuestra tienda online

© Diseño web imacreste

¿Qué es la sopa miso?

La sopa de miso es una sopa tradicional japonesa compuesta de pasta de miso, dashi (caldo) e ingredientes adicionales como verduras, algas y tofu.

El miso significa “frijoles fermentados” en japonés, ingrediente esencial en las dietas del país nipón. Se cree que los orígenes de la sopa miso fueron en China, pero poco después se introdujo este plato en Japón alrededor de 1300 años por los budistas. Se elaboraba con mezclas fermentadas de sal, granos y soja, para conservar los alimentos durante meses.

Desde entonces el miso es un elemento principal en la cocina asiática, presenta una gran variedad de ingredientes como: arroz, miso blanco dulce de Kioto, soja o cebada.

Tipos de sopa miso

  • Miso blanco (shiro)
    Hecho de soja y arroz, fermentado máximo dos meses. Shiro, que significa blanco en japonés, es de color claro y con un sabor dulce, pero ligeramente salado. Shiro es un miso muy versátil, se puede acompañar con ensaladas o verduras fritas.
  • Miso amarillo (shinsu)
    Sopa de miso suave, en este caso, se fermenta un poco más que el miso blanco. El miso amarillo se adapta a una amplia gama de recetas.
  • Miso rojo (alias)
    Si deseas una receta de miso oscuro, entonces el miso rojo es tu plato. De color rojizo, este tipo está elaborado con una mayor proporción de soja, fermentado durante un máximo de tres años y con un sabor mucho más salado y con cuerpo. Su sabor completo se usa mejor en platos abundantes como guisos y salsas de tomate, aunque su sabor puede dominar por encima.
  • Miso de cebada (mugi)
    Hecho de cebada y soja, el mugi miso suele tener un proceso de fermentación más largo que la mayoría de los misos blancos, más parecido al miso rojo. Tiene un fuerte aroma a cebada, pero sigue siendo suave y ligeramente dulce en sabor.