Dango japonés: Qué es y cómo comerlo

Dango japonés: Qué es y cómo comerlo

El manga, el anime y la cultura japonesa cada vez tienen más adeptos, cosa que ha causado que su gastronomía sea más conocida internacionalmente. Esta realidad no afecta únicamente a los platos salados, sino también a los dulces. Seguramente te suenan nombres como mochi o dorayaki, ¿verdad? Hoy, sin embargo, venimos a hablarte de otro pastelito que conocerás si has sido un fiel seguidor de la serie Naruto. Sí, se trata del dango, un postre japonés en forma de brocheta que te cautivará tanto en textura, sabor y aspecto.

¿Qué es el dango japonés

El dango es un dumpling tradicional japonés a base arroz glutinoso, azúcar y agua. La particularidad de este postre es su forma, ya que se amasa formando unas pequeñas bolas que se cocinan hasta que están cocidas.  Posteriormente se enfrían en agua y se clavan en un pincho de madera, como si fuese una brocheta. Además, algunas de las variedades pueden acompañarse junto a una salsa. 

Los colores de estas bolas suelen ser blanco, amarillo, rosa o verde, dependiendo de los ingredientes que se les agreguen: fresas, té verde, huevo, etc. No obstante, existen muchísimas variedades de dango ya que las combinaciones pueden ser infinitas. Además, suele servirse para acompañar el té verde, como la mayoría de los wagashi.

Origen e historia del dango

Los orígenes del dango se encuentran en una casa de té ubicada en Kioto. El nombre de este local era Kamo Mitarashi y se encontraba muy cerca del Santuario Shimongano. Se dice que el nombre de este dulce, “mitarashi dango” fue escogido por la similitud de las bolitas con las burbujas del agua del río Matarashi, situado en la entrada del Santuario.

El dango original estaba inspirado en la forma de una persona: se colocaban cinco piezas atravesadas en un pincho de madera y cada una de ellas representaba una parte del cuerpo humano. La primera de las bolas era la cabeza;la segunda y la tercera, los brazos; y la cuarta y la quinta, las piernas. Estas bolas eran de color blanco y se servían recubiertas de un glaseado de salsa de soja, pegajoso pero ¡delicioso!

Tipos de dango

Como ya hemos mencionado anteriormente, los tipos de dango pueden variar dependiendo de los ingredientes utilizados para su elaboración. Las combinaciones dan lugar a todas las variedades, pero para enseñártelas todas sería necesario crear una lista muuuuuy extensa. Por eso, de forma más sintética, te dejamos aquí los más populares: 

  • Mitarashi Dango: Como ya hemos mencionado anteriormente, es el tipo de dango más conocido ya que es el tradicional. Suele estar disponible en tiendas y supermercados. Está formado por bolas blancas cubiertas de un jarabe agridulce hecho de salsa de soja, azúcar y almidón.
  • Anko Dango: Este tipo de dango se caracteriza por presentar las bolas cubiertas por pasta de judías azuki conocida como anko. Es una variedad muy popular, en todo el país de la que disfrutan personas de todas las edades.
  • Tsukini Dango. Esta variedad se prepara en la fiesta Jugoya, donde los japoneses conmemoran la cosecha contemplando la Luna. El nombre de este dango significa “bolas de masa para ver la Luna”. Las bolas de este dango pues, son blancas, en referencia al color de la luna, y se colocan en un plato formando una pirámide. Disfrutar de la luna junto con estos exquisitos bocados, suena bien, ¿verdad?
  • Bocchan Dango: Esta variedad se compone de tres colores y sabores diferentes: rojo (por las judías azuki), amarillo (por el huevo) y verde (por el té verde).
  • Hanami Dango: Este tipo de dango se realizaba tradicionalmente durante la temporada de avistamiento de flores de sakura. Está disponible en tres colores: rosa, verde y blanco, simulando las flores de cerezo. Las bolas de este dango suelen ensartarse en un palo de bambú. Desde luego, esos colores pastel la convierten en la variedad más ‘cute’.
  • Dango salados. También existen los dango salados, que suelen encontrarse recubiertos con salsa teriyaki o envueltas en una alga nori.

Cómo servir el dango

El dango es un dulce que se consume todo el año. Sin embargo, hay algunas variedades que se comen en algunas festividades o temporadas concretas. Como ya has podido ver, por ejemplo, el tsukini dango se consume principalmente durante la fiesta Jugoya. Pero lo cierto es que el dango trasciende las estaciones y se encuentra en los puestos de comida callejera sea la época del año que sea.