La pimienta japonesa tiene leves reminiscencias a limón, pero es picante y por ello pertenece a la familia de las pimientas más fuertes. Generalmente se agrega al final de la preparación. Se combina bien con platos de pescado, pato y pollo.

Productos relacionados