Comida típica de China

Comida típica de China

Un conocido epíteto chino dice: “La comida es el cielo” ¡Y cuanta razón! La cocina china es una de las más antiguas del mundo… con más de 4 milenios de historia y tradición, evolucionó hasta convertirse en una gastronomía única, creciendo y expandiéndose hasta la actualidad. Famosos por el arroz y la comida exótica, sus técnicas se han ido perfeccionando para ofrecer platos exquisitos y con una gran carga de identidad cultural. Algunos de los alimentos tienen significados particulares, los más destacados son: de buena suerte, unión, conmemoración y mejores deseos.

Hot pot

¡El plato de moda arrasa en la ciudad! En numerosos restaurantes se sirve el Hot Pot, comida originaria del norte de China, simboliza buena suerte y prosperidad. ¿Por qué ha cogido tanto protagonismo durante este último año? Los clientes forman parte de la experiencia, eligen los ingredientes, los añaden a la olla y se cocinan a fuego medio hasta que estén listos. El Hot Pot consta de un caldo con sabor: original, picante, champiñón o tomate. Además, de la carne, la salsa que la acompaña y la verdura cocida.

Pato Pekín

Uno de los platos más prestigiosos y representativos es el pato Pekín, crujiente por fuera y tierno en su interior, conocido en algunos sitios como “delicia del cielo”. Se empezó a cocinar en la etapa imperial en la antigua China, hace unos mil años aproximadamente. A finales del siglo XIX este plato se trasladó fuera de los muros del palacio para su disfrute popular. El pato Pekín está elaborado con carne de alta calidad, asado bajo carbón o leña y servido en rodajas finas acompañado de tortillas, frijoles dulces o soja.

Arroz frito

¿Cansado de preparar alimentos complicados? Entonces tu plato ideal es el arroz frito, cocinado de tres especialidades diferentes. El primero es el arroz frito Yang Zhou, uno de los más característicos, se ha ganado su propio nombre en la cocina china. Los ingredientes que lo acompañan son: camarones pelados, jamón cortado en cubitos, huevos revueltos, zanahorias, champiñones, brotes de bambú, maíz y judías verdes. Una vez cocido el arroz, se resalta su aroma y se sofríe hasta adquirir un color amarillo-dorado. Por otra parte, está el arroz frito cantonés, salteado con ajo picado, jamón y carne en conserva. Por último, el arroz frito de Fujian, elaborado con pollo, champiñones, camarones, zanahoria, vieiras, huevo, tomate y almidón.

Rollitos de primavera

¡Listos para el Año Nuevo Chino! Desde hace tiempo, los rollitos de primavera se suelen comer en esta celebración, marcando el final del invierno y el comienzo de la primavera. Los rollitos presentan una textura crujiente, con un relleno dulce o salado en su interior. Para la primera opción, se envuelven con una pasta de frijoles endulzada. En cambio, el relleno salado está compuesto por lechuga, cerdo desmenuzado, brotes de bambú y champiñones.

Cerdo agridulce

¿No te decides por un solo sabor? Este plato, popular en Shanghai, combina el sabor agridulce con una textura gelatinosa y brillante. El ingrediente principal es el cerdo, pero en algunos restaurantes cambian la opción a pollo para ofrecer más variedad en la carta. Lo que hace que este plato se diferencie del resto es su rebozado: recibe una ligera capa de harina y luego se fríe para obtener una capa extra de crocante. La salsa, fácil de preparar, está compuesta por: salsa de soja, tomate, arroz en vinagre, miel, fécula de maíz, y por último, el agua y la maicena, que combinados generan… ¡Una textura espesa y jugosa irresistible!

Pollo kung pao

El famoso Pollo Kung Pao, especialidad de Sichuan, es un plato irresistible por su sabor fresco y picante. Existen dos versiones diferentes: la original o la versión occidentalizada. La receta original está elaborada con pollo Gong Bao, cortado en cubitos, cacahuetes o anacardos frescos, húmedos y sin tostar. Primero se vierten los cacahuetes en el fondo del wok con aceite caliente, luego se fríen hasta quedar dorados y por último, se añaden los demás ingredientes. En cambio, al estilo occidental se añade: maicena, verduras, salsa agridulce y puré de ajo.

Wonton

De la tradición al plato… El wonton es un alimento originario de la dinastía Tang, en el norte de China, aunque hoy en día se ha popularizado por todo el territorio. Su consumo se incrementa durante el solsticio de invierno. ¿Cómo se prepara? Con la palma de la mano abierta se coloca la masa fina y se añade una cantidad pequeña de relleno en el centro, por último, se sella el borde con los dedos. Se suelen hervir y servir en la sopa caliente o en fritos. Adquieren una forma similar al tortellini, un poco más rectangular. El relleno puede ser de carne, ya sea cerdo o camarones troceados o vegetales.

Dumpling

Los Dumpling, parecidos a los Wonton, son ravioles chinos con una historia y cultura de 1.800 años. En la parte del norte, se preparan y se comen para la víspera del Año Nuevo Chino. Los más característicos son los que contienen relleno de ternera y zanahoria, como también los de cordero y zanahoria, cerdo con cebolla y champiñones salteados con huevos. Pueden cocinarse hervidos, al vapor o fritos.

Ma po tofu

¡Alimento casero y fácil de cocinar! Característico de Chengdu, la capital de Sichuan, el Ma po tofu es uno de los platos con una tradición de más de 100 años. Su comida se popularizó en 1862, a raíz de un pequeño restaurante operado por Chen Ma Po, a la gente le gustaba tanto el tofu que lo apodaron Ma po tofu. Su sabor picante del chile y la pimienta unido con el tofu tierno salteado en una base de frijoles, de color rojo brillante, carne picada de cerdo y la cebolla verde picada crean un plato sabroso y exquisito para todos los paladares.

Chow mein

Chow mein significa “fideos salteados” en la pronunciación cantonesa. Para elaborar este plato se necesitan: fideos, carne de pollo, ternera o cerdo. También, se puede optar por camarones, además de verduras variadas como zanahorias, cebollas y apio. Los fideos, ya sean planos o redondos, deben hervirse durante un largo tiempo y luego, una vez enfriados se pueden saltear con el resto de ingredientes.

Pastel de luna

¡El postre chino por excelencia! Gastronomía y tradición se unen para generar el pastel de luna, servido durante el festival del medio otoño. Simboliza la integridad y la unión, por ese motivo se come en esta celebración reforzando los conceptos de prosperidad y reencuentro familiar. Los pasteles son redondos, pequeños y rellenos de una gran variedad de ingredientes, empaquetados en cajas de diseño y regalados a familiares o amigos. El postre mide alrededor de 5-10 cm, la mayoría tienen una piel de hojaldre con rellenos dulces y servidos junto al té chino.