Es una especie de hongo comestible con forma de oreja, por eso reciben el nombre de orejitas de madera u orejas de Judas. Son muy apreciadas en la cocina asiática por sus características nutricionales y medicinales. En los mercados suelen venderlas en formato seco y en tiras. Cuando están frescas son flexibles y blandas, mientras que cuando se secan se encogen, se vuelven duras y de color marrón oscuro. Se utilizan como aderezo de ensaladas, carnes, pastas y arroces, pero también se pueden hacer sopas con ellas.

Productos relacionados