Listado de verduras exóticas que puedes comprar en España

listado verduras exóticas

Desde siempre, se ha vinculado comer verduras con seguir una dieta, algo que generalmente parece bastante aburrido. Sin embargo, las verduras no se reducen a lechuga, espinaca o acelga. Existen variedades de verduras que ni siquiera conocemos y que pueden aportar toques especiales a nuestros platos para convertirlos en una opción saludable pero sabrosa. Si aún no sabes cuáles son las verduras más exóticas que puedes comprar en España, en Oriental Market te lo contamos.

Concretamente, la alimentación japonesa es una de las consideradas más saludables del mundo, junto con la mediterránea. El pueblo de Okinawa es, de hecho, el lugar de la Tierra en el que sus habitantes tienen una esperanza de vida más alta. ¿El secreto? Su alimentación. La dieta japonesa está basada en cereales, pescados y mariscos, legumbres y, sobre todo, vegetales. No obstante, la lista de vegetales que utilizan es muy extensa e incluye muchos nombres que seguramente nunca hayas oído.

Sí que es cierto que muchas de las verduras exóticas pueden ser difíciles de encontrar en las grandes superficies donde solemos hacer nuestra compra habitual. Sin embargo, existen tiendas especializadas en comida exótica donde seguramente puedas encontrar todos estos vegetales. ¿Quieres saber cuáles son las verduras exóticas que ya puedes comprar en España?

Verduras exóticas que puedes comprar en nuestra tienda online

© Diseño web imacreste

Listado de verduras exóticas que puedes comprar en España

  • EDAMAME
    Con una forma similar a la de una judía verde, el edamame es originario de China y consiste en una vaina de soja que aún no ha madurado. Son una opción perfecta de snack saludable, y por eso se han popularizado tanto mundialmente, ya que es bajo en calorías y además rico en proteína y fibra, hierro y calcio.

    La forma de cocinarlo es hervir las vainas en agua hirviendo para cocerlas y posteriormente servirlas enteras en un recipiente acompañadas de las especias que más te gusten. Podrás encontrarlas en cualquier supermercado, por lo que probar este aperitivo asiático ahora ¡es más fácil que nunca!

  • COL CHINA
    También conocida como repollo chino o Da Bai Cai, este tipo de col es un ingrediente habitual en cualquier cocina de Asia. La versatilidad es la virtud más importante de las hojas de esta planta, que pueden utilizarse en una infinidad de recetas diferentes: ensaladas, sopas, rollitos, salteados…

    La col china también tiene múltiples propiedades beneficiosas para el organismo. Es rica en antioxidantes y también en fibra y ácidos grasos, lo cual le otorga un gran poder antiinflamatorio y digestivo. Además, contiene betacarotenos y provitamina A, que ayudan a preservar nuestra vista.

  • PAK CHOI
    Confundida habitualmente con una acelga, el pak choi es un tipo de col de hojas verdes que suele consumirse cocinado normalmente en salteados. Tiene un sabor bastante suave con un toque amargo que le permite combinar con muchísimos ingredientes como verduras, carnes, pastas o pescados.

    Esta col originaria de China posee distintas propiedades además de ser muy poco calórica, por lo que es una muy buena opción para brindarle a tu cuerpo una buena dosis de beneficios sin sentir remordimientos. Como todas las verduras, el pak choi es rico en fibra, antioxidantes, vitaminas y minerales. Concretamente, aporta un 34% de la dosis recomendada de vitamina C.

  • ALGAS 
    Las algas empezaron a conocerse más en los países occidentales gracias al sushi, aunque en Japón es un alimento que se consume de forma muy frecuente. Son una fuente de proteína vegetal, fibra y vitaminas. Además, son fáciles de digerir y contienen muy pocas calorías, cosa que tu intestino agradecerá. La forma más común de comer las algas suele ser como acompañamiento, como una ensalada, aderezadas con soja y semillas de sésamo. Sino, siempre puedes optar por el formato sushi, que es igual de sano y delicioso. Hay muchos tipos de alga, pero a continuación te mostramos las más destacadas:
    • Alga nori. Conocida principalmente por utilizarse en la elaboración de sushi, aunque también puede consumirse en sopas o como “snack”.
    • Alga kombu. Muy consumida en la región noroeste de Asia, suele utilizarse en sopas, guisos o ensaladas. 
    • Alga wakame. Se ha popularizado mucho gracias a la aparición de los poke bowls, suele utilizarse como acompañamiento o en ensaladas, con un aderezo hecho a base de salsa de soja y semillas.
  • CHOY SUM 
    Es una verdura que se caracteriza por tener un sabor parecido al de la espinaca y la acelga, y suele utilizarse en salteados. Es un ingrediente rico en fibra y en minerales como el calcio, el hierro y el magnesio.

    Su origen se encuentra en China y se la reconoce por sus pequeñas flores amarillas. Pese a sus similitudes con las acelgas, pertenece a la familia de la col. Suele utilizarse en sopas, salteados o ensaladas, ya que les aporta una textura más crujiente.

  • CEBOLLETA JAPONESA O NEGI
    La cebolleta japonesa es, en realidad, un tipo de puerro muy valorada por la versatilidad que ofrece en la cocina. La parte útil de este alimento es su tallo blanco y una pequeña parte de la zona más verde. Puede utilizarse tanto en platos calientes, como en ensaladas o como parte de un aderezo para agregarle un extra de sabor y aroma a la receta.
  • NABO DAIKON 
    El nabo daikon es un tipo de raíz de origen japonés con grandes propiedades diuréticas y depurativas. Su uso en la cocina también abarca gran cantidad de platos como salteados, sopas, guarniciones de alimentos al horno, etc. Su sabor es parecido al del rábano que consumimos en Occidente, pero con un toque más picante.
  • EDO O TARO FRESCO
    El edo o taro es un tipo de tubérculo parecido a un nabo pero con la piel de color marrón. Es originario de regiones tropicales por lo que es un ingrediente muy utilizado en la cocina de estos lugares.

    El interior de este tubérculo es de color blanco y la forma de cocinarlo normalmente es parecida a la que los occidentales utilizan para cocinar las patatas, así pues, hacer chips de taro puede ser una forma de darnos un capricho sin dejar de mantener una alimentación saludable. Su valor nutricional se caracteriza por ser alto en carbohidratos y muy bajo en grasas.