Descubre el daifuku y todas sus variedades

Descubre el daifuku y todas sus variedades

El mochi es uno de los pocos dulces japoneses afortunados que se conoce en Occidente. Aunque nos encanta el sushi, el ramen y los yakisoba, lo cierto es que la repostería japonesa aún sigue siendo una gran desconocida en la parte oeste del planeta. No obstante, el mochi ha conseguido despertar una gran curiosidad entre los amantes de la gastronomía nipona. Hoy te presentamos el daifuku, un dulce japonés descendiente del popular mochi que ha deleitado el paladar de los más golosos del país del sol naciente durante cientos de años. 

Qué es

El daifuku es un tipo de wagashi, es decir, un postre tradicional japonés. Este dulce consiste en un  mochi redondo que se encuentra relleno de algún ingrediente. Existen muchos tipos de daifuku, ya que es posible rellenarlos de cualquier cosa, pero el daifuku original se rellenaba de anko, la pasta dulce de judías azuki. Al igual que el resto de wagashi, el daifuku solía y suele servirse como acompañamiento del té. 

En sus orígenes el daifuku se llamaba “harabuto mochi”. No obstante, la pronunciación “fuku” en japonés, puede significar tanto “vientre” como “suerte”. Así pues, para evitar confusiones, se cambió el nombre de este pastelito a “daifukumochi” que significa “mochi de la buena suerte”. 

El daifuku, tal y como lo conocemos, se empezó a popularizar durante el periodo de Edo (1603-1868). Aunque la elaboración de este pastel parece bastante simple, realmente, requiere de mucho esfuerzo. La preparación de la pasta de arroz glutinoso se realizaba manualmente, machacando el arroz con agua en un mortero hasta formar una masa pegajosa que posteriormente se colocaba en un molde para generar la forma del mochi. A este proceso de elaboración se le conoce como Mochitsuki. 

¿Y cuándo se suele comer este bocado? Pues en sus orígenes, el daifuku se consumía únicamente en ocasiones especiales, como por ejemplo en el día de Año nuevo. Sin embargo, a día de hoy, pueden consumirse todos los días del año ya que se encuentran fácilmente en los restaurantes, bares y supermercados japoneses. Además, Japón no es el único país en el que se encuentra este pastelito, en Corea también se puede encontrar un dulce parecido al daifuku llamado chapssaltteok. 

Diferencias entre daifuku, dango y mochi

Pese a que el daifuku, el dango y el mochi son tres dulces con una base similar, es importante no confundirlos, ya que existen algunas diferencias significativas entre ellos.

El mochi es un pastel japonés elaborado con arroz glutinoso que se machaca hasta formar una bola pegajosa. No obstante, este dulce no está relleno de ningún ingrediente o aditivo que le agregue dulzor.

El dango también es un pastel japonés en forma de bola, sin embargo, está elaborado con harina de arroz. Además, las bolas suelen formarse en un tamaño más reducido que el mochi y normalmente se presentan 3 o 4 juntas ensartadas en un palo de madera. Además, es habitual acompañarlas de una salsa por encima.

El daifuku puede resultar un poco más difícil de diferenciar entre el dango y el mochi. Aunque también se presenta en multitud de colores como los postres descritos anteriormente, la principal diferencia es que está relleno. El daifuku es literalmente un mochi relleno. Como ya hemos mencionado anteriormente, el relleno más común es el anko, pero puede rellenarse con otros ingredientes, como frutas o cremas.

Variedades de daifuku

Las variedades de daifuku resultan de las combinaciones entre el sabor del mochi y el relleno que incorporan. Aquí te dejamos una lista de los ejemplos más comunes:

  • Ichigo Daifuku: es una de las variedades más populares y se caracteriza por incorporar una fresa entera en el interior del mochi. Además de la fresa, también está relleno de anko. 
  • Yomogi Daifuku: este tipo de daifuku se caracteriza por incorporar la hierba artemisa japonesa durante su preparación. Debido a la artemisa el mochi se tiñe de verde vivo, un tono muy bonito para presentar durante la primavera. 
  • Daifuku Aisu: ésta es una de las tipologías de daifuku más recurridas por los países occidentales, ya que se inventó en Little Tokyo de Los Ángeles en 1990. Se trata de un daifuku relleno de helado, que pese a parecerse al helado de mochi, no son del todo lo mismo. Mientras que el helado de mochi se consume muy frío, el daifuku relleno de helado se come a una temperatura ambiente.